Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

Para acceder a esta web, debes ser mayor de edad.

+18 Entrar en este sitio web
-18 Salir de este sitio web

19 de mayo de 2017

¿Qué tipos de sidra conoces?

Es cierto que la sidra más conocida en el mercado es la llamada sidra de escanciar, pero las variedades de sidra en el mercado es variada en función del proceso de elaboración de la misma. Aquí te exponemos algunas diferencias que hacen que el resultado final derive en diferentes tipos de sidra.

La sidra espumosa, achampanada o gasificada. Puede que la conozcas de muchas formas, incluso que hayas oído hablar de ella como la sidra Famosa en el mundo entero y es que el consumo de este tipo de sidra es muy común sobre todo en Navidad y en celebraciones.

Esta tipología se fermenta en la botella a partir de la bebida elaborada igual que la sidra natural. En el caso de la sidra El Gaitero, al método tradicional con manzanas asturianas y apropiadas para la elaboración de esta sidra, se le suma una dedicación mayor que cualquier otra. El carbónico se añade en el momento del embotellado.

Este tipo de sidra se sirve algo más fría que la primera, entre siete y diez grados, y no necesita de escanciado para servirse.

La sidra natural o la sidra dulce fermentada. Es la sidra de consumo más común, la que se sirve en sidrerías. Beber esta sidra requiere un ritual: el escanciado. Lo que caracteriza a esta sidra, además de que consigue todas sus propiedades al escanciarse, es su color amarillo pajizo, sin olvidar que hay que beberla nada más servirla. La sidra natural no tiene gas y la temperatura perfecta para servirla está entre los siete y catorce grados.

La sidra natural espumosa. Nació en el siglo XXI, es un producto de reciente creación. Se dice que este tipo de sidra es una adaptación de la sidra natural para aquellos establecimientos que no tenían espacio para la bebida tradicional. Esta sidra es menos ácida, tiene un color amarillo dorado y no requiere escanciado. Se sirve más caliente que las sidras anteriores, entre diez y doce grados.

La sidra Natural espumosa de El Gaitero tiene dos variedades: la sidra Valle, Ballina, y Fernández Brut Nature, que es fermentada en botella (método Champanoise), obtenida de una base tradicional con mezclas de variedades de manzanas con Denominación de Origen y la sidra Pomarina Extra brut en depósito (método Charmat). Ambas provienen de plantaciones nuevas de fincas acogidas a la Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias.

Sidra dulce o de duernu. Se llama así porque, al exprimir la manzana, se mete el zumo en un “duernu” o “duerna” que es un recipiente de madera. Esta sidra, al hacerse con manzanas recién recolectadas, no está fermentada por lo que pueden tomarla los niños también. La época de esta sidra es en octubre y es tradición en algunos puntos de Asturias consumirla con castañas asadas en “el amagüestu”, que da lugar a las fiestas gastronómicas.